En el municipio de Gutiérrez Zamora, en el estado de Veracruz (México), la pelea entre dos hermanos, al parecer por el juego Free Fire, terminó con la muerte de uno de ellos. Según se conoce, la víctima, de 22 años de edad, fue apuñalada a manos de su hermano menor, de 17. De acuerdo a lo que informó el periódico Tribuna, las heridas en el cuello le ocasionaron la muerte.

El pleito entre los hermanos, según las declaraciones del padrastro, se dio cuando la víctima tenía en sus manos el celular con el que jugaba Free Fire. Ahora bien, las autoridades no han podido esclarecer si la discusión entre ambos comenzó porque la víctima no quiso ceder el teléfono para que su hermano jugara o porque este último perdió una partida contra su hermano mayor. En medio del asunto, el menor de 17 años quedó a disposición de las autoridades.

Ahora bien, esta no es la primera polémica que surge en México alrededor de este juego. El pasado 20 de octubre, durante una conferencia de prensa, Andrés Manuel López Obrador informó sobre el secuestro de tres menores de edad a través Free Fire. El hecho culminó en la retención de los menores por parte de una banda delicuencial y, posteriormente, en el rescate de ellos a través del mismo videojuego.

A raíz de lo ocurrido, el presidente mexicano advirtió: “Lo mejor es autolimitarnos, que todos actuemos de manera responsable. Hay que tener cuidado y hay que dedicar más tiempo a las niñas, niños y adolescentes. No dejarlos con los aparatos prendidos con estos juegos que están diseñados para entretenerlos, pero no necesariamente son buenos los contenidos. Hay que reflexionar y analizar sobre qué se hace”.