Diez y seis años después del 9/11 EE.UU. sigue esperando justicia

El presidente de EE.UU., Donald Trump, y la primera dama, Melania Trump, encabezaron hoy un momento de silencio en los jardines del ala sur de la Casa Blanca en recuerdo de las víctimas de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

En el decimosexto aniversario de los ataques, el primero de Trump en la Casa Blanca, el mandatario y su esposa participaron en el acto conmemoritivo acompañados por parte del personal de la residencia presidencial.

El momento de silencio se realizó, como en años anteriores, a las 08.46, para recordar el instante en el que un primer avión se estrelló contra una de las Torres Gemelas del World Trade Center de Nueva York en la mañana del 11 de septiembre de 2001.

Trump y la primera dama se desplazarán luego al Pentágono para asistir allí a una ceremonia en honor a las más de 3.000 víctimas mortales que provocaron los atentados y a sus familias.

Además de los dos aviones que impactaron contra las Torres Gemelas, una tercera aeronave se estrelló a las afueras de Washington contra una de las fachadas del Pentágono, sede de la Defensa estadounidense, lo que provocó la muerte a 125 personas dentro del edificio y a las 64 que iban a bordo.

También aquel 11 de septiembre una cuarta aeronave cayó en Shanksville, en Pensilvania, después de que los pasajeros forcejearan con los terroristas para intentar retomar el control del avión.

Hoy estarán en Shanksville el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, y su esposa para homenajear a los héroes de ese Vuelo 93 y a sus familias.

– La justicia sigue sin llegar –

En el aniversario de los atentados, Khalid Sheikh Mohammed, quien es acusado haber planeado los ataques, sigue detenido en Guantánamo y a la espera de que su juicio empiece. La fecha tentativa es en 2019. Para ese entonces Mohammed llevará diez y seis años retenido y habrá dado al menos 25 declaraciones por fuera de los procedimientos del juicio.

Según el abogado David Nevin, encargado de la defensa de Mohammed que habló para el diario británico The Guardian, después de que la corte se pronuncie, en el caso en que se decida apelar la decisión, podrían pasar más de 30 años antes de conocer una decisión definitiva lo que, para Mohammed equivaldría a una cadena perpetua.

El juicio no ha estado libre de polémica.

En diciembre de 2013, la defensa de Mohammed solicitó al gobierno de Estados Unidos garantizar la preservación de los establecimientos donde la CIA y sus aliados habrían detenido y torturado a personas sospechosas de tener vínculos con organizaciones terroristas. La solicitud se justificaba por el paso de Mohammed por uno de esos establecimientos antes de ser trasladado a Guantánamo.

Seis meses después de recibir la solicitud de la defensa, el juez del caso autorizó al gobierno estadounidense a destruir el establecimiento, lo que según los abogados defensores “fue el resultado de comunicaciones secretas entre el gobierno y el juez”.

El caso de Mohammed está siendo adelantado por una corte militar, algo a lo que muchos estadounidenses se han opuesto. Entre ellos está Karen Greenberg, directora del Centro Nacional de Seguridad en la Universidad de Fordham. “Tenemos que llevarlos a juicio”, le dijo la académica a The Guardian, “este tipo de retrasos son vergonzosos, son destructivos y proyectan una sombra sobre el sistema judicial estadounidense. Como nación, no podemos ponerle un cierre a los eventos del 9/11 mientras tenemos gente en custodia esperando un juicio sobre el tema. Le están privando justicia a los ciudadanos estadounidenses”

Compartir Noticia:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on RedditPin on PinterestShare on LinkedInDigg this